Noticias del Béisbol Menor... y algo más...

EBM UCV: A RETOMAR LA IDEA ORIGINAL……….

En 1946, se le encomienda a la Oficina de Bienestar Estudiantil (OBE) de la Universidad Central de Venezuela (UCV), la creación de la Dirección de Deportes de esta casa de estudios, con el fin de fomentar y desarrollar la práctica deportiva entre los estudiantes de la UCV. Un año después, se hace realidad la tarea encomendada a la OBE, es creada la Dirección de Deportes de la UCV siendo su primer Director el Doctor Luis Hueck.

A partir del año 1.958 cuando inicia su gestión administrativa el Rector Francisco de Venanzi, la actividad deportiva en la UCV se consolida y masifica, permitiendo abrir nuevas perspectivas para su desarrollo a los estudiantes de la universidad.

Las consecuencias casi que inmediatas del desarrollo de esta política durante la gestión del Rector Venanzi, se manifiesta en los juegos interfacultades, en los que no sólo participan gran cantidad de estudiantes, sino que también asisten a la competencias gran cantidad de público generando un clima de entusiasmo en las competencias.

La UCV tiene para esos años las mejores instalaciones deportivas del país, comenzando por el edificio en el que están las oficinas del Director y sus adjuntos, así como la del personal administrativo y técnicos, sala de reuniones y consultorio médico para los atletas-estudiantes. Por su supuesto ni que hablar de las instalaciones deportivas, como los estadios de Beisbol y Olímpico (Fútbol y Atletismo), canchas de tenis, gimnasio cubierto (Basquet y Voleibol) y la piscina.

En 1.964 asume la Dirección de Deportes el Ingeniero Miguel Sanabria, el pez Caribe volador, apodo ganado durante su carrera como deportista en la propia UCV cuando era estudiante en las disciplinas de Beisbol y Fútbol, las que practicaba simultáneamente además de cumplir con sus actividades académicas.

Durante su gestión Miguel Sanabria no sólo trabajo para beneficiar a la comunidad ucevista, sino que llevó más allá de los muros de la UCV la actividad deportiva con el programa “La universidad va a los barrios”, mediante el cual jóvenes de las comunidades de Caracas se incorporan a la práctica deportiva, estableciendo un nexo UCV-comunidad que le permitiría ir captando al futuro talento deportivo y académico para la universidad.

El programa “La Universidad va a los barrios” comenzó con la realización de eventos deportivos en la UCV los días domingos, y tal fue su acogida que de allí surgió la idea de crear las escuelas deportivas entre las que se encontraba la de beisbol. Esas escuelas son la base de las que hoy en día subsisten en la UCV.

En 1.963 Miguel Sanabria le encomienda a Obdulio Pedrique (Tío de Alfredo Pedrique, ex pelotero profesional y en la actualidad técnico del beisbol profesional), la creación de la Escuela de Beisbol Menor de la UCV.

Obdulio Pedrique no sólo fue el primer mánager de un equipo de beisbol menor patrocinado por la UCV, sino un gran técnico de este beisbol, trabajando además muchos años para la universidad por lo que posteriormente fue exaltado al salón de la fama del deporte universitario (UCV).

A finales de la década de los 60 y por razones que no hemos podido determinar de un todo, este programa comienza a ser dejado a un lado por las sucesivas gestiones administrativas de la UCV. La escuela de beisbol es una de las que sufre las consecuencias y desaparece, y es hasta septiembre del año 1.977 cuando un grupo de estudiantes y empleados de la UCV, entre los que se encontraban Armando “El Chino” Bastidas – actual profesor de la escuela de beisbol- y Pedro Aguiar – en la actualidad  Profesor, Coach del equipo AA estudiantes UCV y Coordinador Técnico de la Escuela, retoma la idea fundando la EBM AEA UCV.

En los inicios de esta nueva etapa de la escuela de beisbol menor de la UCV, se prestaba el servicio a los hijos de miembros de la comunidad universitaria, pero como  dice el dicho, el sol no se puede tapar con un dedo, por lo que durante el desarrollo de la actividad desde el año 1.977 hasta nuestros días, lapso de tiempo en el que equipos de la escuela ha participado en campeonatos de ligas de beisbol caraqueñas afiliadas tanto a La Corporación Criollitos como a la FVB, la escuela ha venido de nuevo vinculándose a las comunidades de distintos sectores de la ciudad retomando sin proponérselo de forma consciente, el principio del programa ideado por Miguel Sanabria y desarrollado por Obdulio Pedrique en 1.963.

Rescatar la idea general, comienza por emplear adecuadamente los símbolos que nos identifican, uno de ellos el uniforme. En la gráfica uno de los dos uniformes con los colores que identifican a la divisa

Hoy el béisbol menor de la UCV está en Caricuao, Coche, Santa Paula, El Cafetal y Los Samanes gracias al trabajo de la EBM, es decir, ya estamos en las comunidades de amplios sectores sociales de la ciudad, ahora nos toca organizar ese esfuerzo no sólo para poder enfrentar los tiempos difíciles que estamos viviendo, sino recuperar y desarrollar la excelencia deportiva que en su tiempo iniciaron Miguel Sanabria, Obdulio Pedrique y tantos otros que han trabajado por el béisbol de la UCV. Hoy a pesar de las dificultades, carencias y deficiencias tanto internas (escuela) como externas (UCV), decimos con orgullo que somos 100% producto del beisbol de la UCV, por lo que ratificamos nuestro compromiso de seguir trabajando para hacer de la EBM de la UCV la mejor de la Gran Caracas…..

Fuentes consultadas: “Diseño de un periódico deportivo para La UCV”. Trabajo de grado de Lizgreis Gómez y Samantha Pimentel. Octubre 2005.

Dejanos un Comentario